Estructuras Arqueológicas

Una de las principales características del yacimiento situado en el Salto de la Mora es la espectacularidad y monumentalidad de muchas de las estructuras arqueológicas emergidas en la actualidad. Estructuras arqueológicas que en su inmensa mayoría pertenecen a los espacios públicos o funerarios de la ciudad romana.

Cisterna nº 1

Cisterna nº 1

Si bien debió ser un asentamiento ibérico fortificado en altura, un auténtico “oppidum” heredero de un asentamiento posiblemente tartesio, debió convertirse en una ciudad “estipendiaria” (con fuerte carga fiscal) tras la conclusión de la Segunda Guerra Púnica y la expulsión de los cartagineses de la península (206 a.C.). De estos momentos nos ha llegado parte importante de la impresionante muralla ciclópea, una de las estructuras más significativas.

Vista desde el sureste de las Termas

Vista desde el sureste de las Termas

Con el edicto de latinidad del emperador Vespasiano (74 d.C.), la incipiente ciudad romana de “Ocvri” adoptó el régimen administrativo de las “civitates” (ciudades) romanas, con su curia o senado local (“Ordo Ocuritanorum” formado por los decuriones), sus magistrados y cargos públicos (“duoviros”), ediles (seguridad y juegos públicos), cuestores, etc… pasando a ser de este modo un “municipium” romano.

Vista posterior del mausoleo

Vista posterior del mausoleo

Durante el siglo I y II d.C. la ciudad se engrandeció con importantes edificio y lugares públicos como las termas, el foro con sus tabernas o su interesante y complicado sistema de captación, transporte y distribución del agua que incluye un acueducto desde un manantial en las cercanías de Benaocaz y diversas cisternas y canalizaciones. De todo ello quedan restos visibles y visitables en el yacimiento.

En las tres áreas de necrópolis detectadas sobresale la imponente presencia del Mausoleo que conserva gran parte de su estructura externa, mientras que su interior, con su bóveda de medio cañón y sus paredes repletas de nichos y grandes hornacinas para las imágenes y las urnas cinerarias, se conserva casi al completo.

Interior del Mausoleo

Interior del Mausoleo

En lo referente al ámbito doméstico y tipo de viviendas que debió existir en Ocvri, tenemos muchos menos datos que sobre los edificios públicos. Se han identificado tres viviendas hasta ahora, aunque dos de ellas (las nº 1 y 2) parecen estar relacionadas más con el sistema de captación y distribución del agua que con el ámbito doméstico, al tener inscritas en sus interiores sendas cisternas. Su excavación en los años setenta del siglo pasado nunca fue publicada y solo sabemos que en la nº 2, que tiene tres estancias, pasillo y dos vanos para  posibles puertas.

Cisterna y vivienda nº 2

Cisterna y vivienda nº 2

En 2001 se pudo excavar la Vivienda nº 3, situada justo detrás de la Muralla Ciclópea, que se compone de los restos de un pequeño edificio, con forma rectangular, realizado con piedras calizas y adosado a una roca que forma una de sus paredes. Tiene una superficie de unos 20 metros cuadrados. Interiormente se distinguieron dos recintos, uno de los cuales pudo ser una cocina, ya que se excavaron los restos de un hogar repleto de carbones y cenizas.