La Casa de Juan Vegazo

Casa de Juan Vegazo

Es una construcción rectangular de piedras irregulares y sillares escuadrados mezclados con ripios de menor tamaño, restos de ladrillos e incluso cerámica, todo ello cogido con un mortero de color grisáceo. Mide 8,50 mts de longitud por 3,35 mts de anchura. A esta estructura rectangular se le añade un porche de 3,50 mts de anchura. La altura máxima conservada es de 3,70 mts.

Esta pequeña casa, en la que prácticamente todo el material constructivo utilizado procede de las ruinas de las edificaciones romanas, se asienta a su vez sobre los cimientos de un edificio preexistente que pudo ser uno de los templos que dominaban el foro. En el lateral  Este de la casa y, sobre todo, en sus primeras hiladas, se aprecian grandes sillares romanos, bien escuadrados, que parecen corresponder a éste edificio previo

El interior de la casa se haya enlosado con grandes placas de caliza bien pulimentadas que fueron extraídas del propio Foro, mientras que el suelo del porche se haya empedrado con pequeñas piedras y restos de ladrillos, puestos en punta. Este empedrado tiene en un lateral un canalillo de desagüe.

La casa conserva una línea de mechinales a 1,90 mts de altura lo que indica que tuvo un techo de vigas de madera y un segundo piso o “soberao”. En el muro exterior del porche hay un pequeño vano a modo de ventanuco.

Desde su emplazamiento se domina todo el foro de la antigua ciudad y durante la excavación de una pequeña zona interior donde no había losas se  recuperaron diversos utensilios y cerámicas del siglo XVIII que pudieron pertenecer al propio Vegazo.