La Cisterna nº3

Cisterna 3

De tipología similar a las otras cisternas, pero de mucho menor tamaño, con unos ejes exteriores de 4,50 metros por 2,72 metros, el grosor de sus muros es de 0,66 cms y su interior se encuentra recubierto por un “opus signinum” idéntico al de la nº 1, conservado en muy buenas condiciones. Cuenta con el cordón hidráulico de media caña en las juntas del suelo. Su profundidad es de casi 2 metros y se estima que puede almacenar unos 8.000 litros de agua.

La particularidad de esta cisterna es que, seguramente en época de Juan Vegazo, se le dotó de un muro perimetral y de una cubierta con falsa cúpula, todo ello construido con piedras y ladrillos reutilizados, unidos con una argamasa muy parecida a la usada en la “Casa de Vegazo”. Asimismo, se le dotó de una puerta de acceso con dintel construido con una losa, lo que ha permitido que fuera utilizado como abrevadero por el ganado.

En las uniones del muro moderno con el romano se encuentran una serie de pequeños mechinales cuadrangulares de 20 por 20 cms que pudieron servir como acceso al fondo para su limpieza.  Se estima  que debió tener algún tipo de relación con el edificio de las Termas, situado a escasos metros y al que domina en altura, por lo que podría haber sido un depósito externo a las mismas.